Los padres, la adolescencia y los hijos rebeldes

foto del autor: Myrna Gonzalez

Por: Myrna Gonzalez

Visitar perfil

06 Sep 2018

 3 min de lectura

Una de las etapas más difíciles que enfrentamos los seres humanos es la adolescencia, y los hijos rebeldes son sólo un síntoma de ello.

En esta etapa los hijos con frecuencia comienzan a aislarse de los padres, a ser más independientes y a querer tener mayor libertad para hacer cosas que antes no hacían, como salir más seguido o llegar tarde a casa.

Pero, te has preguntado ¿a qué se debe el “repentino” cambio de la conducta de tus hijos?

Tal vez no es rebeldía y sólo es un proceso necesario para que tus hijos alcancen la madurez y tengan su propio criterio.
niña adolescente ignorando a su madre por ver su celular

Conoce los puntos de vista de expertos en el tema: ¡Nuevo Video! “¿Por qué es tan difícil hablar con mis hijos adolescentes?”

La adolescencia y la búsqueda de independencia

Tal vez, ahora que tus hijos entraron a la adolescencia su relación está un poco distante, e incluso probablemente has empezado a notar que cada vez te cuentan menos sobre lo que les sucede en el día fuera de casa, o que cuando les preguntas algo muchas veces sus respuestas se reducen a un “sí” o un “no”.

Posiblemente cuando les pides que hagan algo o les das alguna orden su respuesta siempre es negativa o lo cuestionan todo.

Quizá has llegado a pensar que tus hijos se están convirtiendo en hijos rebeldes, sin embargo, el no acatar órdenes sin cuestionar, es totalmente normal, especialmente durante la adolescencia.

Al respecto la Dra. Janice Hillman, especialista en adolescentes, menciona 2 puntos importantes:

  • Búsqueda de independencia: Durante la adolescencia queremos encontrar nuestra autonomía y comprobar que nos valemos por nosotros mismos.
  • Formación de criterio e identidad propia: Queremos verificar que todo lo que se nos ha enseñado es verdad y necesitamos comprobar que podemos tomar decisiones.

alodelscente y madre sentadas en una cama hablando
Según Janice Hillman, éste es el motivo por el cual los hijos tratan de hacer lo contrario a lo que los adultos, principalmente sus padres, les indican.

No es que hayan comenzado a comportarse como hijos rebeldes, es simplemente que están en un proceso de autoconocimiento y de identidad.

Silencio reflexivo

En ocasiones parece que los hijos ponen una barrera que impide que los padres se acerquen a ellos.

Comienzan a aislarse, a evitar conversaciones largas y probablemente pasan más tiempo en soledad en su habitación; sin embargo, esta característica también es parte de la adolescencia, es parte fundamental del desarrollo y no significa que sean hijos rebeldes.

La psicóloga Beatriz Zagers menciona que los adolescentes pasan por un proceso llamado “silencio reflexivo”, el cual lo utilizan como una herramienta para la búsqueda de identidad y conocimiento de sí mismos.

Por otro lado, Zagers explica tres razones por las que los adolescentes prefieren guardar sus problemas:

1. Les preocupa recibir una mala reacción por parte de sus padres: temen que sus padres les griten, insulten y desaprueben.
niño con su mano en la frente preocupado
2. Anticipan consecuencias negativas: cuando los padres deciden castigar a sus hijos antes de escuchar la historia completa, generan cierta desconfianza por parte de los hijos para platicar sus experiencias.

3. Saben que los padres no guardan sus secretos: cuando los padres comentan a otras personas experiencias que los hijos les compartieron en confianza, provocan que los hijos desconfíen y opten por ya no compartir con ellos sus vivencias.

Acércate y entiende a tus hijos, todo es una etapa

Muchas veces se nos hace difícil tratar con nuestros hijos adolescentes, comenzamos a creer que están teniendo una conducta de hijos rebeldes, cuando en realidad únicamente están autodescubriéndose.

La adolescencia es una etapa, y como todas las etapas, pasa.

Si sabemos aprovecharla, disfrutarla y vivir el presente, contaremos con una comunicación abierta, disfrutaremos los momentos en familia y sobre todo, estaremos presentes en esta etapa tan importante para nuestros hijos.

Existen herramientas maravillosas que pueden ayudarte a que la comunicación se dé de forma más abierta.

Conoce las más importantes:

  1. Congruencia. Piensa, siente y actúa de la misma forma. Evita los mensajes dobles, recuerda que nuestros hijos siguen nuestros pasos. No puedo decirle a mi hijo que no haga algo, cuando yo soy el primero en hacerlo. Ejemplo de lo anterior: fumar, gritar, beber, etc.
  2. Aceptación incondicional. Es importante aceptar a tus hijos tal como son, sin expectativas. Él tiene su vida, su identidad, su propia historia de vida con sus experiencias. No compares su vida con la tuya, ni le eches en cara la famosa frase “yo a tu edad”. Ámalos, disfrútalos y sobre todo acéptalos. Ellos, como cualquier ser humano, solo piden que los reconozcas y los aceptes tal y como son. Cada hijo es grandioso; aprendamos a ver en cada uno esa grandeza.
  3. Empatía. Una empatía desde el corazón es ponerte en el lugar de tu hijo y pensarte en esa misma época, a esa misma edad. No debes minimizar sus problemas diciéndoles que no son importantes, que no lloren, que no es nada. Para ellos en ese momento de su vida, lo que están atravesando lo es “todo”. Si logramos entender esto y abrazamos su sentir, ellos sabrán que pueden acudir a ti sin ser juzgados o minimizados.
  4. Escucha consciente. Escuchar no es lo mismo que oír. Atiende sus sentimientos, dales el tiempo que buscan, velos a los ojos y diles: “lo entiendo y aquí estoy para ti”. Escuchar es olvidarme de mis sentimientos, de mi historia y de mis prejuicios. Ésta es la forma más amorosa de estar y validar que lo que dicen nuestros hijos es valioso.
  5. Límites sanos. Aunque tú no lo creas, nuestros hijos piden a gritos límites y es importante que nosotros como padres los pongamos partiendo desde la confianza y no desde del miedo. Cada hijo es una personita que tiene sus recursos y tiene además un gran potencial dentro de él. Ayúdale a abrir esas alas y que se dé cuenta que todo lo que necesita está dentro de él mismo.

madre e hija sonriendo demostrando su amor
Es importante que en el proceso de adolescencia de nuestros hijos, los padres estemos presentes y conscientes que todo es parte del desarrollo y que imponer reglas sin fundamentos o dar órdenes sin responder realmente a los cuestionamientos de nuestros hijos, con el fundamento de “porque así debe de ser” o “porque yo lo digo”, no funcionará para tener un buen vínculo con los hijos.

En Plenium tenemos talleres diseñados especialmente para ayudarte a mejorar la comunicación con tus hijos adolescentes, así como talleres diseñados para adolescentes.

Somos un centro que busca mejorar la calidad de vida de las personas de cualquier género y edad.

¡Contáctanos! Envíanos un mensaje o llámanos: 01-(81)-1992-3794.

También puedes platicar con un asesor en nuestro chat en vivo.

COMENTARIOS

Si tienes alguna duda sobre lo que escribimos, comenta y te contestaremos.

Dejar un comentario





Artículos Recientes

portada
APRENDAMOS A VER LO POSITIVO DEL FRACASO
Planta
¿ERES UNA PERSONA CON RESILIENCIA?
photo-of-woman-looking-at-the-mirror-774866
¿Dónde puedo encontrar la salud?