Por qué envejecer es una cuestión de actitud

foto del autor: Myrna Gonzalez

Por: Myrna Gonzalez

Visitar perfil

01 Oct 2018

 3 min de lectura

Al cumplir cierta edad comenzamos a sentir que se nos viene la vida encima.

Algunos le temen al peso que ejerce el tiempo en nuestro cuerpo, como la aparición de canas, los dolores físicos, los cambios en el metabolismo y muchas cosas más, sin embargo, envejecer o cumplir años, no es tan malo como parece y mil oportunidades de vida se asoman en cada año cumplido.

¡NUEVO VIDEO! “¿Y tú dónde llevas la edad?”

Llegar a los 100 años con plenitud

Cuando pensamos en la etapa adulta, a muchos nos aterra la idea de volvernos más enfermizos porque tenemos la idea de que al cumplir más años, más enfermedades nos atacarán y nuestra salud empeorará, pero diversos estudios dicen que enfermarnos y envejecer tiene qué ver más con nuestro sentir y con el hecho de olvidar y descuidar todo lo que nos hace sentir vivos y felices, que con el hecho de cumplir años.

La psicóloga de desarrollo, Susan Pinker y más expertos, mencionan cómo puedes vivir 100 años o más con total plenitud.

Según algunas investigaciones, hay varios factores que influyen para que una persona se mantenga jovial y viva más tiempo con calidad de vida.

susan pinker

Susan Pinker

¿Qué factores afectan nuestra juventud?

En un estudio hecho durante 7 años, se tomaron en cuenta estos factores:

  • Dieta
  • Ejercicio
  • Estado civil
  • Cuántas veces fueron al médico
  • Si fumaban
  • Si consumían bebidas alcohólicas

Al ver el resumen de este estudio y observar desde el factor de predicción más pequeño hasta el más fuerte, se encontró que ser delgado o tener sobrepeso influye en el tiempo y la calidad de vida de las personas, al igual que la cantidad de ejercicio que hacemos o si nos ponemos una vacuna contra la gripe.

Sin embargo, los factores principales en nuestra calidad de vida son más de carácter social.

¿Cómo determinan los factores sociales nuestra calidad y tiempo de vida?

  • Las relaciones cercanas:

Aquellas personas con las que puedes contar para pedir un préstamos si lo necesitas, aquellos a quienes puedes llamar para que te lleve al doctor si no te sientes bien, quienes se sientan contigo cuando estás en una crisis existencial; estas personas son en gran parte las que predicen que vivirás más tiempo y con mejor calidad de vida.

El tener relaciones cercanas o vínculos personales fuertes, ayuda a que los niveles de estrés se reduzcan, fortaleciendo nuestra salud mental y física.

  • La integración social:

Esto se refiere a cuánto interactúas con gente a lo largo de tu día, con cuánta gente hablas.

No sólo con las personas que son cercanas a ti, sino con todas las personas con las que tienes contacto en el día: la cajera en el súper, la persona que te vendió el café, si vas a algún club, etc.

Estas interacciones cara a cara son de las más poderosas para predecir cuánto tiempo vivirás porque al igual que las relaciones cercanas, fortalecen nuestra autoestima y reducen nuestros niveles de estrés y malestar.

Así que si quieres vivir más tiempo y con una gran calidad de vida, dedica tiempo a tus relaciones interpersonales, interactúa con los que quieres, relaciónate con otros y crea vínculos afectivos fuertes, de amistad y compañerismo.

¿Qué es lo que en realidad importa con el paso del tiempo? ¿La edad?

Muchos tenemos ideas terribles de lo que puede pasar cuando nos hacemos mayores.

Pensamos en cómo nos tratará el paso del tiempo, qué sentiremos al llegar a una edad avanzada, etc.

Le damos tanta importancia al hecho de acumular años, que olvidamos nuestras metas de vida, olvidamos cuidarnos a nosotros mismos, abandonamos nuestras relaciones interpersonales, nos aislamos y nos acomplejamos pensando que nuestro tiempo para tener experiencias nuevas ya pasó.

Al pensar de esta manera, nuestro espíritu se marchita por el estrés y la desilusión, y termina causándonos malestares físicos.

Ten presente que en realidad envejece sólo quien no lleva la juventud por dentro.

Se marchita la persona que piensa que por acumular años, acumula enfermedades, falta de capacidad y tristezas.

Envejece quien pierde la alegría, quien no busca retos o sueños, envejece quien no quiere seguir disfrutando de la vida y quien pierde las ilusiones.

Hay que estar conscientes de que muchas cosas comenzarán a pasar, y eso será parte de la aventura de ir adquiriendo años y experiencia.

Puede haber muchas pérdidas.

La vida está llena de eso, pero no son más que etapas que entre más las aceptemos, abracemos y disfrutemos, más nos llenarán de plenitud.

¿Qué es lo que puede pasar al hacernos mayores?

Al cumplir más años pueden pasar muchas cosas, pero lo mejor es verlo como una aventura y tomar todos los cambios de la mejor manera:

  • La vista es uno de los aspectos que cambian cuando nos hacemos mayores. Quizá comiences a dejar de ver bien de cerca, y esto es un claro signo de la edad, pero bueno, ¡para eso existen los lentes y las lupas, y el cambio a letra gigante en tu WhatsApp! Deja de pensar en “yo antes veía mejor” y acepta cada cambio con la mejor actitud.

  • El metabolismo se hace lento. Llega cierta edad en la que te das cuenta que tu cuerpo cambia y que ahora todo lo que comes te hace subir de peso. ¡Hasta de ver comida engordas! Ya no puedes comer tanto sin sufrir consecuencia y sin sentir remordimiento, pero no todo es tan malo, porque esto puede ser una oportunidad para mejorar tus hábitos alimenticios y para iniciar actividades físicas divertidas.

  • Comienzan a aparecer las terribles arrugas. Bueno, hay un punto bueno de ya no ver tan bien de cerca, ¡no ves tan fácil las arrugas! Y si las ves o te preocupas mucho por ellas, hay muchas opciones para reducirlas, como el bótox, cremas, tratamientos y más.

  • El cabello ya no tiene la vitalidad de antes. Pero afortunadamente existen un sinfín de tratamientos que puedes usar para nutrirlo y fortalecerlo.

  • Aparecen las canas. ¡Ni cómo evitarlas!, pero no te preocupes que hay infinidad de tintes de todos lo colores habido y por haber, aunque si no te molestan las canas, las puedes lucir de manera orgullosa sin teñirlas.

  • Nos cansamos más rápido. Ya no tenemos tanta energía y no podemos hacer las mismas cosas que antes, pero lo podemos compensar comiendo bien, haciendo ejercicio, tomando suplementos y talleres de crecimiento personal.

  • Usar tacones se convierte en un reto. Ya la piensas mucho para usarlos en fiestas o bodas, pero afortunadamente siempre hay zapatos altos cómodos. Como dice mi esposo: “¿te vas a poner los zapatos para caminar o para estar sentada?” “¿Cuáles llevarás?” ¡Los cómodos, por supuesto!

  • Todo lo haces más despacio y de esta manera puedes dar el tiempo por primera vez en  tu vida de contemplar y no sólo mirar; puedes escuchar y no sólo oír; puedes deleitarte de las pequeñas cosas de la vida y disfrutar más.

Tu actitud es la clave de todo

Por cada cosa que se va, viene algo mejor:

  • Tienes mucha más disposición.
  • Te vuelves selectivo en todo, no por especial, sino porque sabes que el tiempo que tienes es importante dedicarlo a lo que amas.
  • Si tienes una actitud adecuada, puedes ser hasta fuente de inspiración, poniendo tu granito de arena para ese cambio en las personas.
  • Se vuelve sumamente importante a qué le dedicas tu tiempo.
  • Te enfocas en lo que te nutre y no en lo que te debilita emocionalmente.
  • Tenemos mucho que aportar gracias a todas nuestras experiencias vividas y de eso tenemos que estar muy orgullosos.
  • Nos volvemos más francos y directos. En realidad mucho más sinceros, y con esto logramos tener relaciones más significativas.

Acumular años puede ser una delicia si así lo decides

Muchas ventajas aparecen cuando eres mayor, porque ya eres alguien más independiente y tienes muchos recursos para disfrutar la vida con plenitud y madurez.

  • Aprovechas las oportunidades: Ya somos adultos mayores con independencia económica en muchos casos, así que puedes viajar, jugar cartas, tener grupos, reír mucho, estar con quienes quieres.
  • El amor da frutos. Puedes darte el regalo de descansar sin culpas, ya podemos elegir nuestras responsabilidades. Todo es más tranquilo y ligero.
  • Tenemos mucho, mucho, mucho que agradecer. Hemos construido muchas historias. Ya no te importa ser el más popular o el mejor, el más inteligente o el que tiene la razón siempre. Eso desgasta mucho.
  • Conservamos los amigos que nos gustan y que nos nutren y obtenemos nuevos, buscando donde se encuentra nuestra tribu, esos que buscan lo mismo que yo, en donde nos sentimos bien. Ya no es momento de quedar bien, es momento de estar bien.
  • El alma obtiene una gran paz nunca antes vivida. Es una etapa más plena, llena de gratitud por todo lo que hemos vivido. Estos son años alegres, y sabemos que la actitud ante las circunstancias es lo que nos mantiene positivos.

Disfruta cada momento con entusiasmo

Si asumes la edad como un proceso y disfrutas cada paso que das, si al levantarte estás lleno de gratitud y no de reclamos, si en tu día saludas y sonríes a quienes te topas, es cuando te das cuenta que en realidad estás agradecido por cada experiencia vivida, por poder disfrutar, por aprender a ver cada momento ordinario como un momento maravilloso.

Llegar a adultos es un regalo de vida y es una etapa de mucha plenitud y recompensas de todo el camino recorrido.

Recuerda que la edad se lleva en el pensamiento y en el alma.

Todos tenemos una esencia que debemos dejarla ser. Mucha gente tiene miedo a envejecer, pero en realidad envejece quien pierde sus ilusiones, quien pierde sus sueños, quien deja de tener metas en la vida.

Aceptar los cambios que trae consigo la edad, nos ayuda a mejorar.

Es una oportunidad de conocernos a nosotros mismos y para lograrlo puedes acercarte a tomar talleres que te ayuden a vivir más tu presente y tomar consciencia del regalo que es la vida, y enfrentar esta etapa con ánimo, plenitud y orgullo.

En PLENIUM, tenemos diferentes tipos de talleres, terapias y cursos para ti, para ayudarte en ese proceso de crecimiento y aceptación, para que vivas tus años de forma positiva con libertad, plenitud y mucho agradecimiento.

¡No dudes en ponerte al contacto!

Llámanos al +52 1 81 1992-3794 o habla con nosotros a través de nuestro chat en vivo.

COMENTARIOS

Si tienes alguna duda sobre lo que escribimos, comenta y te contestaremos.

Dejar un comentario





Artículos Recientes

portada
APRENDAMOS A VER LO POSITIVO DEL FRACASO
Planta
¿ERES UNA PERSONA CON RESILIENCIA?
photo-of-woman-looking-at-the-mirror-774866
¿Dónde puedo encontrar la salud?