Burlarnos de los demás, demuestra cómo nos encontramos interiormente

foto del autor: Myrna Gonzalez

Por: Myrna Gonzalez

Visitar perfil

20 May 2019

 1 min de lectura

Muchas veces creemos que si esa persona de quien nos burlamos la vemos como enemigo y la vemos sufrir justifica nuestros actos, ya sea porque nos ofendió, porque yo tengo una percepción errónea o simplemente por calmar nuestro enojo.

El burlarnos del dolor de alguien más es el reflejo de una pobre percepción de la vida.

Si nos entendiésemos como un todo, podríamos apreciar con facilidad que aquello que padece alguien más lo padecemos nosotros mismos, que lo que le hacemos a otra persona nos lo estamos haciendo a nosotros mismos.

Aquellas personas que se regocijan ante el sufrimiento de los demás, tienen un sufrimiento enorme y desmedido, son personas con muchas inseguridades y llenas de heridas del pasado que no han logrado superar.

Quienes pretenden aleccionar a través de la generación del dolor y  quienes toman parte de jueces sobre la vida de los demás no están en su centro, no tienen paz interior y siempre viven en angustia o resentimiento.

Si queremos evolucionar a nivel individual y grupal

Es importante aprender a alimentar la bondad que se encuentra en cada uno de nosotros. Todos tenemos un lado oscuro, un, pero ¿qué ganamos con darle fuerza a ese lado, cargado de egoísmo, de críticas, de señalamientos, de ajusticiamientos? Ganamos fortalecer lo que debería ser acotado, estamos eclipsando la maldad, sobre la bondad, estamos dándole un poder enorme a situaciones que nos llenan de malos sentimientos.

No podemos juzgar a los demás, nunca podremos saber que es lo que en realidad están viviendo estas personas, no sabemos su sentir ni sus experiencias, no estamos en sus zapatos y quizás esa persona puede verse muy afectada con mi actitud, no podemos asumir el papel de verdugos en la vida de alguien porque actúe diferente a nosotros.

Cada quien hace lo que puede con los recursos que tiene y desde allí es donde debemos aplicar la empatía, la solidaridad, la compasión.

El hecho de que seamos compasivos con alguien, no significa que apoyemos sus acciones, pero sí nos hace mejores seres humanos, nos hace ser parte de la solución y no del individualismo que consume el mundo.

Busquemos procurar aliviar el dolor en los demás, si no podemos aliviarlo, al menos no empeorarlo y mucho menos asumir una posición burlona.

Al menos como inversión consideremos que la vida tiene unos mecanismos para retribuirnos por nuestras acciones, el bien que hacemos siempre nos será regresado en abundancia, no por la misma persona pero si por algún otro medio, asi mismo todo el mal, la crítica, la burla o el egoísmo que salga de nosotros, nos será devuelto de alguna manera que no podemos saber, tal vez no será la misma persona ofendida quien nos regrese la ofensa, sin embargo la misma vida se encargara de poner todo en su lugar.

Los sentimientos de bondad, alegría, felicidad, sinceridad, amor etc, tienen una resonancia bellísima y el solo hecho de sentirlos y demostrarlos ya me están llevando a un estado de animo maravilloso, busquemos hacer el bien, por la dicha y el gozo que esto representara para nosotros y para los seres que están a nuestro alrededor, familia, amigos etc.

Si notamos que el dolor ajeno nos genera placer, quizás sea el momento de hacer una revisión profunda y sanar las heridas que se muestran a través de esa actitud.

Debemos perdonar lo que duela y dejar ir todo aquello que dejó en nosotros un mal sabor.

El guardar rencores, el esperar y planificar venganzas, el actuar desde la rabia y el ego, nos hará cargar con una mochila muy pesada y nos costará hacerle espacio a lo que sí nos conviene llevar a todos lados, que no es otra cosa que el amor en cualquiera de sus presentaciones.

COMENTARIOS

Si tienes alguna duda sobre lo que escribimos, comenta y te contestaremos.

Dejar un comentario





Artículos Recientes

portada
APRENDAMOS A VER LO POSITIVO DEL FRACASO
Planta
¿ERES UNA PERSONA CON RESILIENCIA?
photo-of-woman-looking-at-the-mirror-774866
¿Dónde puedo encontrar la salud?